La Esperanza – C 129

INTRODUCCION

Santiago Rojas nos comentaba en el Conversatorio pasado que siendo el metabolismo la capacidad biológica de adaptarnos, nos enfermamos porque en el proceso de vivir superamos esa capacidad biológica de adaptarnos, y que solo con el Amor superamos esa incapacidad de adaptación y sanamos.

Alguno de sus pacientes decía que al final de la vida lo único con lo que uno cuenta es la certeza de los Amores vividos.

Sanar es por definición tomar un proceso de desintegración de la vida y transformarlo en un proceso de vuelta a la vida. Las personas que sanan han sido capaces de distanciarse de sus heridas, de su necesidad de tener razón, de su necesidad de ganar, de su necesidad de saber porque le pasan las cosas que le pasan, porque se enferma, descubriendo que al distanciarse de su Ego renuncian al miedo, a su lado oscuro y a…..su enfermedad.

Como hacemos para renovar nuestra vitalidad física, emocional, mental y espiritual?. Hay que acercarse al Yo interior, al alma y permitir que supere las limitaciones que impone la mente, dejar de lado la racionalidad y tratar de encontrar una explicación a porque suceden las cosas que suceden.
En los primeros años de vida percibíamos y sentíamos el mundo de otra manera, había magia éramos inocentes y todo sucedía sin que le buscáramos explicación. Pero al entrar en la “edad de la razón”, perdimos la inocencia y la mente tomó posesión de nosotros.

En el proceso de sanación uno debe seguir las recomendaciones de la medicina alopática, de la medicina complementaria y limpiar nuestro interior. Es el gran reto. No hay limpieza interior mientras no perdonemos lo pasado, aceptemos de nuestra vida lo que no puede cambiarse, y al acercarnos al Yo interior desechar planes mentales de curación para aceptar el flujo de la vida.

Así como reconocemos la importancia de liberar radicales libres en el cuerpo, debemos reconocer que hay radicales libres energéticos que afectan la psique, las emociones, la capacidad mental, nuestra mente inconsciente y nuestro espíritu. Y que la vida va dejando energías congeladas, “anclas de gravedad” las denomina Carolyn Myss, creando lastres en aspectos emocionales, sicológicos y mentales de los que no nos podemos liberar usando nuestra propia versión de la lógica para controlar nuestros medios inconscientes.

Solo por medio del Perdón y del Amor lograremos esa liberación sanadora.

El Padre Rafael de Brigard nos mostrará uno de los caminos para buscar esa liberación.

Fe y Esperanza

Enter Your Comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s