CRECIMIENTO INTERIOR – C 126

2017, fue un año con una variedad de acontecimientos que generaron emociones que impactaron mi manera de pensar.
Muere una amiga muy querida que optó por dejar seguir su curso a un cáncer que le habían diagnosticado. Murió en medio de gran sufrimiento. No quiso ver a nadie en sus últimos días.
Muere un compañero del grupo de cocina de los Jueves una semana antes de que realizáramos en su casa una sesión de cocina. Sus pulmones cada vez requerían mayor oxigenación, tenía una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), y el equipo portátil que utilizaba no le suministraba suficiente oxígeno. El enfisema fue causado por una deficiencia hereditaria de una proteína que protege las estructuras elásticas en los pulmones. Su padre murió de igual manera. Pasaba en la clínica uno o dos días a la semana hasta que llegó el momento en que ni siquiera el suministro de oxígeno le permitía respirar.
Reunió a su familia, dio las últimas instrucciones sobre el manejo de sus bienes, se despidió de sus familiares y un médico que había llamado procedió a sedarlo. (es un tratamiento adecuado para aquellos enfermos que, en los pocos días u horas que preceden a su muerte, son presa de sufrimientos intolerables que no han respondido a los tratamientos adecuados). Se durmió y dos horas después murió pacíficamente.
Recordé mucho a mi madre. Fumaba tres o más paquetes de cigarrillos al día, Pielroja durante muchos años y al final algunos con filtro. Cuando le diagnosticaron el enfisema le aconsejaron unas radiaciones de cobalto, debería dejar de fumar y le auguraban 5 años de vida. Se negó. Argumentó que era Feliz, que tenía una familia maravillosa y que considerada cumplida su misión en la vida. Y que al dejar de fumar sufriría permanentemente y no estaba dispuesta a hacerlo. Continuó fumando, vivió 10 años más. Progresivamente necesitaba más oxígeno, se quitaba la máscara, fumaba y volvía a ponérsela. Mi padre trató de esconderle los cigarrillos pero los seis hijos respaldamos su decisión.
Y aquí menciono otro acontecimiento del año: El Conversatorio sobre la Virgen María. Fue un resurgir. Una vez me sugirieron una médium que se comunicaba con la Virgen. Fui a verla y me preguntó que petición tenía. Conteste que mi madre muriera sin sufrimiento. Me dijo que era una petición extraña porque normalmente la gente que la consultaba pedía cosas para sí. Se conectó y me dijo que el deseo estaba concedido.
Mi madre jugaba cartas, le fascinaba. Vivían en Chía y sus amigas la visitaban diariamente para departir, jugar y tomar onces. Una mañana a las 7.30 am pasó una amiga médica en camino a su consultorio. La vio, reconoció los síntomas para sí, avisó que se demoraba en llegar a consulta y le sugirió a mi madre que jugaran un poco. Mi madre accedió. Se sentaron en la mesa, se quitó el oxígeno, fumó un cigarrillo, empezó a repartir las cartas, se inclinó y murió. Realmente mi deseo había sido concedido.
Estos acontecimientos me inclinaron a visitar la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente. La Directora, La Dra. Carmenza Ochoa me explicó el procedimiento, admiré su capacidad de escuchar situaciones humanas de mucho dolor, me compartió algunas, y procedí a reunir a mis hijos, solicitarles que firmaran mi consentimiento y procedí a elevar a Escritura Pública mi decisión.
Tendremos que hablar de este tema en algún momento en desarrollo de los Conversatorios de este año.
Aquí terminaba la introducción a este primer conversatorio del año escrito la semana pasada cuando surgieron nuevos acontecimientos que me llevaron a ampliarla.
Antes de relatarlos voy a mencionar algunas de las lecturas que realicé en este período resaltando algunos aspectos de ellas y como, en esa sincronía tan admirable del universo, complementan los aprendizajes del año.
Los libros que he leído en este período de tiempo de reflexión me han llevado a concluir que no importa desde donde se enfoque el tema que tanto ha preocupado a los filósofos y pensadores, todo tiende a converger.
Quienes somos como seres?. Como nos conectamos con el mundo exterior a nosotros?. Qué papel juega el lenguaje?. La Felicidad se logra haciendo el bien?.
Adquirí la colección de 30 libros “Descubrir la Filosofía” que publicó El Tiempo y he iniciado una deliciosa jornada al interior del pensamiento de la humanidad en sus diferentes marcos históricos.
Sócrates y Platón, con sus respectivas diferencias, nos enseñaron a ver la razón supeditada a poderes superiores, (los dioses, los ángeles, la forma del universo). Descartes inicia una corriente donde somos nosotros los seres pensantes quienes a partir de nuestra conciencia y pensamiento accedemos a la esencia de las cosas y el concepto del principio creador.
Creí que tenía suficiente material de lectura y reflexión para iniciar la búsqueda de las respuestas a las preguntas que son el tema de este conversatorio cuando veo la Historia de Dios de Morgan Freeman que me absorbe.
Complemento con la historia de Lutero y una gran colección de revelaciones religiosas que recibió la Beata Ana Catalina Emerick, alemana, 1774-1824.
El libro “Un Tal Jesus” de José María y Maria Lopez, cubanos – españoles, ella ex – monja, periodista, apresada en El Salvador por cubrir la protesta del asesinato del Obispo Monseñor Romero. Hoy vive en Honduras. 1170 páginas de las que no me he podido despegar.
En medio de este tiovivo mental entro a la Librería Panamericana y me salta un libro a las manos: “Dentro de la Mente de Cristo”, escrito por Jim Marion quien sostiene que las enseñanzas de Jesús fueron mal interpretadas al crear la estructura de la religión en forma que fueran accesibles a la gran masa de fieles, creando un cielo en el espacio superior y generando un miedo y una obligación de comportamiento para acceder a él. Pero que por “El Reino de los Cielos” Jesús se refería a un nivel particular de conciencia humana, no a un lugar al que los cristianos pueden acceder después de la muerte.
Es un libro donde me identifico con cada frase de su autor. Me da respuestas a montones de interrogantes que siempre he tenido. Me despierto en la mitad de la noche a leer alguna páginas.
El Reino de los Cielos es un nivel superior de desarrollo espiritual humano al cual accedemos al darnos cuenta que está dentro de nosotros. Y que cuando somos uno con ese principio estaremos llenos de amor, paz, luz y alegría. Para acceder a él hay que recorrer un camino que vamos construyendo en forma individual para cada uno, y que debemos tener en cuenta las enseñanzas hereditarias con las que nacemos, los principios de sicología moderna al estudiar cómo se desarrolla el proceso de entendimiento interior del niño, o sea su desarrollo de conciencia. Ken Wilber, filósofo, sicólogo y místico contemporáneo norteamericano, mi referente en el manejo de emociones ante el cáncer, (primero su señora y luego él, proceso que ha relatado en un libro que toca el alma), ha elaborado, teniendo en cuenta fuentes antiguas y modernas, orientales y occidentales, una “plantilla maestra” para el desarrollo pleno de conciencia.
Como si no fuera suficiente, en la librería Nacional encuentro a Enric Corbera, creador de método de la Bioneuroemoción y coautor con Rafael Marañón del “Tratado de Biodescodificación”.
En su libro “El Soñador del Sueño”, nos dice que todo camino tiene sus maestros, sus guardianes. Estos se pueden presentar de diferentes maneras: Un libro, una experiencia con un maestro, un encuentro aparentemente fortuito, una figura mitológica o histórica. He aquí algunas de las enseñanzas de ese libro:
 La enfermedad es una consecuencia directa del propio estado mental.
 Cuando uno es consciente de la información que recibe esa información genera una vibración que permite desarrollar la obra para la que vinimos a este mundo.
 El futuro de cada uno está determinado por la vibración y la cualidad de conciencia del instante presente.
 Al aceptar el momento presente de manera incondicional se renuncia al apego y a la resistencia. Es la rendición.
 Al practicar la rendición se consigue un estado de conciencia con una mente exenta de juicios.
 Y cuando ya no hay resistencia la conciencia alcanza niveles de vibración muy elevados. En el universo todo lo que ocurre está en coherencia con la forma de pensar y sentir que cada uno experimenta.
 Observa sin juicio. El juicio siempre es separación, desarmonía y se manifiesta en la vida de cada uno con dolor, penas y sufrimientos.
 Los seres humanos somos criaturas biológicas sujetas a las leyes de la naturaleza. Sujetos a la entropía que es la ley que mide la evolución y transformación y que como consecuencia podemos ser destruidos. Nacemos para morir.
 Pero también somos conciencia y cuando esta ya no tiene dualidad, es uno, se integra con la Conciencia Universal.
 Y al ser Conciencia no podemos morir.
 Muchas veces el dolor y el sufrimiento en el trance de la muerte se relacionan con el miedo a morir y el apego a este mundo.
 Habría que enseñar a morir, enseñar a dar este paso definitivo.
 Todos dejamos huella en este mundo.

La pregunta que surge aquí es: que huella dejamos? Que legado?.
Del documental de National Geographic “Yoga La Arquitectura de la Paz” del fotógrafo Michael O’Neill que cubre un período de 10 años iniciando en 2005 cuando, debido a un problema en su cuerpo, empezó su inmersión en el universo del yoga, tema que se convirtió en una pasión y en una búsqueda en su forma de ver y entender la fotografía, extraigo esta frase:
Los Yoguis dicen que nacemos para aprender a morir.
Frase que me sirve de introducción a los dos acontecimientos que mencioné anteriormente:
Fallece Rosita Santamaría de Manrique. Ella nos acompañó el pasado mes de Octubre, se sentía mejorando de su cáncer y quería, con esa gran disposición permanente para ayudar y servir a los demás, compartir su experiencia en nuestros Conversatorio. Su marido Francisco Manrique escribió el pasado 19 de Enero un conmovedor artículo “Homenaje a una Gran Mujer” en su memoria.

http://ciudadanoglobalfm.blogspot.com.co/2018/01/en-homenaje-una-gran-mujer.html

Y, finalmente, escucho la entrevista que el Dr. Santiago Rojas hizo el pasado 17 de Enero a Eveline Goubert y Fabián Lineros, dos personas que fueron pareja, tuvieron 3 hijos y los tres mueren, como consecuencia del dolor se separan se vuelven a casar cada uno por su lado pero se vuelven a juntar solo para dictar charlas de manejo del duelo.
Ella aprendió a estar en el presente, no vuelve al pasado porque ya aprendió de él lo que tenía que aprender entonces no necesita volver; no va al futuro porque el perder sus hijos le hizo aprender a vivir sin expectativas
Él aprendió a vivir sin miedo, porque con los hijos el miedo es permanente, a que les pase algo a que no sean felices a que sufran etc … aprende a despojarse de los miedos.

Sin duda vinimos a aprender, y el dolor y el caos nos remueve las creencias y como hemos visto en los ejemplos anteriores nos motiva a actuar y a vivir nuestro propósito.
Algunas frases de esta entrevista que vale la pena escuchar:

 Nos enseñan de pequeños que la vida tiene 4 etapas: nacer – crecer – reproducirnos – morir.
 Pero al llegar a la edad adulta vivimos como si solo fueran 3 etapas: nacer – crecer – reproducirnos.
 Aprendí a cambiar el dolor de la ausencia por el amor del recuerdo.
 Aprendí a agradecer que estuvieron conmigo. 23 años, / 11años / y 1 dia
 En nuestra cultura se practica el duelo en forma equivocada: En el duelo hay una atadura. Entre más te lloro más te quiero.
 Pudimos acompañar a nuestros hijos en las tres etapas, nacer / crecer / morir.
 La incertidumbre es más dolorosa que la certeza.
 Aprendí a ver la realidad desde el amor y no desde el dolor.
 No es posible superar el dolor sin tener un sitio seguro donde apoyarse, un mástil. Para mi es Dios.
 Lloramos más por lo que puede pasar que agradeciendo por lo que hemos recibido.
 Aprendí a vivir el presente. El Futuro es hoy.
 Al buscar el propósito de mi vida me frustre, decidí entonces darle un propósito a mi vida.
 Quiero dejar algo sembrado en los demás, quiero servir, quiero vivir el amor a los demás.
 Lo más doloroso: el recuerdo del futuro. Los sueños no cumplidos. Las expectativas frustradas. Aprendí que el futuro no lo puede llorar uno porque no hay nada cierto.
 Lo más doloroso: Vencer el temor de entender que mi vida solo depende de mí. Hacerme responsable de mi vida. Que yo puedo salir adelante.
 Necesitamos el dolor y la tristeza para superar

Santiago resalta dos temas:

• El que teme por sufrir sufre por temer.
• No es Buscar el sentido de la vida sino darle un sentido a lo que hacemos.

Y con esta introducción podemos empezar a buscar respuestas a los interrogantes que hemos planteado para hoy.

 Que le interesa?
 A que se compromete para satisfacer ese interés?
 Nació para aportar algo?
 Como maneja la soledad?

Los asistentes contestaron las preguntas anteriores y las compartieron públicamente.

Las respuestas las clasificamos en tres grupos diferentes:

Las personas que han enfrentado un trauma generado por la amenaza de muerte al recibir un diagnóstico de cáncer se encuentran en diferentes etapas de crecimiento de su conciencia y les interesa compartir su experiencia personal apoyando a personas y a sus familias que acaban de recibir el diagnóstico y están iniciando tratamientos.

Las que han tenido experiencias de separación de la pareja están en procesos de búsqueda personal y tiene aspiraciones egocentristas, al igual que las que no han tenido ningún trauma.
Soledad CoheloRosario Por Colombia

La soledad la entienden como ratos de aislamiento y mencionan actividades físicas o lectura, y algunos mencionaron que les hacen falta estos ratos de aislamiento.

Y todos tienen la Felicidad como una meta futura.

Procedimos a enfatizar la diferencia entre soledad y aislamiento, primero presentando la definición budista de soledad:

Thich Nhat Hanh en su libro Felicidad, (prácticas esenciales de mindfulness), menciona el texto budista llamado “Sutra del Conocimiento de la Mejor Forma de Vivir Solo”.
Vivir solo significa estar firmemente asentado en el aquí y el ahora, consciente de todo lo que ocurre en el presente.
Esa es la definición que el Buda dio de la práctica de la soledad: no estar atrapado en el pasado, no estar preocupado por el futuro y no verse arrastrado por la multitud, sino estar siempre aquí, cuerpo y mente unidos, consciente de lo que ocurre en el momento presente.
La verdadera soledad se asienta en un corazón estable que no se ve arrastrado por las multitudes, los infortunios pasados, la preocupación por el futuro o la inseguridad por el presente. La verdadera soledad consiste en estar siempre atentos y no perdernos. Tomar refugio en la respiración atenta y volver al presente es tomar refugio en una isla hermosa y serena que hay en el interior de cada uno de nosotros.

Soledad para Amar

La respiración atenta es un tema que hemos estudiado en varios conversatorios anteriores.

El cerebro está diseñado para predecir y por eso siempre está anticipando acontecimientos.

En este vídeo el Doctor Jorge Carvajal, creador de Sintergética y de “Manos para Sanar” habla sobre la marea del alma, que engloba los portales de la Soledad, la Serenidad y la Calma.

Surgió el tema los diferentes roles de la mujer, madre, esposa, ejecutiva y ama de casa.
Es muy femenino creer que uno es indispensable para todo en la casa y para todos en las relaciones.

Catalina Soto menciona el momento en que luego de su diagnóstico de cáncer sintió angustia sobre el futuro de su familia sin ella, y como solo se liberó de la angustia cuando entendió:
 Les voy a hacer mucha falta a mis hijos, pero la Fuerza de la Vida va a ser mayor y finalmente van a estar bien.
 Mi marido muy rápidamente se vuelve a organizar
En este momento al poner las cosas en perspectiva logró la Serenidad y tuvo una sensación de libertad.

Dejarlo

Jorge Carvajal tiene una excelente presentación sobre la felicidad y como la vida regresa lo que se siembra:

Jorge Carvajal, para compartir

Jorge Carvajal para compartir 10/08/2013patch-adams

Se debe entender que lo opuesto a la muerte es el nacimiento, no la vida y que trascender es una palabra que genera certeza de amar a los demás.

Este amor es un principio universal:

Kant formula un precepto, “El Imperativo Categórico”, base de la moral y éticas Kantianas, y de aplicación universal más allá de cualquier ideología y religión: “Obra de forma que te sea lícito y legítimo desear que todo el mundo actúe del mismo modo”.
Todas las culturas y religiones de las que nos han llegado muestras escritas se pueden encontrar exhortaciones y expresiones de este precepto redactado de diferentes maneras como las siguientes:
“Todo lo que una persona no desea que le hagan, debe abstenerse de hacerlo a los demás.”
Mahabharata, XII (primer milenio AC)

“No hagas a otro lo que no quieras que te hagan a ti.”
Confucio (551-479 aC). Diálogos

“Esfuérzate en tratar a los demás como querrías ser tratado, y verás que es el camino más corto a la benevolencia”.
Mencio (370-289 aC)

“Lo que a ti mismo te contraria, no lo hagas a tu prójimo.”
Talmud. Sabbat, 31

“Cuanto quisiereis que os hagan a vosotros los hombres, hacédselo vosotros a ellos.”
Mateo. Evangelios, 7,12

“Ninguno de vosotros es creyente mientras no prefiera para su hermano lo que prefiere para sí mismo.”
Mahoma. Dichos del Profeta (S VII)

El budismo, el hinduismo, el cristianismo, el islam… todas las religiones coinciden en la necesidad de comportarse fraternalmente con aquellos que nos rodean. Es una característica común de todas las grandes tradiciones.

Eco

Catalina Soto mediante un simil explicó la diferencia entre alma y espíritu:
Tenemos la Central de Guavio, El transformador y el Bombillo.
La Central del Guavio es el espíritu, genera la energía que un transformador, el alma convierte en utilizable para encender el bomibillo, el cuerpo.
El alma es individual
El espíritu es universal.

Santiago Rojas dice que aprender a dormir es aprender a morir.

Si uno come y se acuesta a dormir lleno el tecer centro, a la altura del estómago, donde se generan todas las emociones para actuar, todos los deseos, genera también las pesadillas.

El corazón es incondicional, representa la compasión. Suelta todo lo que recibe. El agradecer está en el corazón.

Y si practicas algo todos los días llegas a ser muy bueno en ello. Por eso empieza antes de dormirte a agradecer diariamente lo que has recibido, a concéntrate en una luz que sale de la frente y muy rápidamente estarás meditando y durmiendo plácidamente.

Procedí a leer mis respuestas:

QUE ME INTERESA

Estoy dispuesto a Disfrutar mi propia compañía, a Amar mi propio Yo. A ser Feliz. A tener un equilibrio interior que genere Paz y Alegría.
Mi estado interno debería ser tal, que no sólo, no me viera influido por la negatividad de los demás, sino que mi presencia debería ser una influencia positiva sobre toda negatividad.
Me interesa trascender.

Que al trascender cada persona a quien yo haya tocado en el corazón me recuerde, y al pronunciar mi nombre reviva mi KA, (Alma o Espíritu inmortal) como en los Faraones Egipcios, o como en las prácticas masónicas mantenga mi inmortalidad alcanzándola a través del recuerdo amoroso de mis seres amados, (uno solo muere cuando muere el último de los masones); o se me recuerde como en las comunidades arcaicas donde el nombre representaba la esencia del ser y su recuerdo la continuidad en la tribu.

Que al trascender en cada persona a quien yo haya tocado en el corazón, en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño, perdure siempre la huella del camino que mostré, como la manifestara en forma tan hermosa la Madre Teresa.

A QUE ME COMPROMETO

 A, siguiendo a San Francisco de Asis, buscar la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, a buscar el valor para cambiar las cosas que puedo cambiar y a buscar la sabiduría para conocer la diferencia; viviendo un día a la vez, disfrutando un momento a la vez; aceptando las adversidades como un camino hacia la paz, y entregándome en ese proceso de búsqueda a Dios para que sea él quien guie.

 A, como enseña Thich Nhat Hanh, buscar la verdadera soledad que se asienta en un corazón estable, que no se ve arrastrado por las multitudes, ni por los infortunios pasados, ni por la preocupación por el futuro o por la inseguridad por el presente. En buscar la verdadera soledad que consiste en estar siempre atento y no perderme.

 A observar, sin juicio, lo que hay fuera de mi….y lo que hay dentro, lo que hay en mí.

 A descubrir quién soy en cada momento, cada vez que respiro y que observo…

 A compartir desde el corazón: una charla, una mirada, una sonrisa, un abrazo, una discusión, una lágrima, un plan, un mañana…

 A escuchar sin juicios, escuchar con la capacidad de maravillarme.

 A despojarme del apego, del miedo y aprender a confiar.

 A permitir que mi corazón resuene con lo que hago, y que eso sea lo que soy, a lo que vine.

 A apreciar las otras personas en lugar de fijarme en sus defectos

 A escuchar mi intuicón y dejarme guiar por ella.

Al cumplir estos compromisos sabré que Nací para Aportar Algo.

Morir

En los próximo Conversatorios tendremos el testimonio de Mario Ospina, autor del libro Ahora o Nunca; Santiago Rojas nos hablará sobre la muerte; aprenderemos a familiarizarnos con la última etapa de la vida; estudiaremos el ciclo Circadiano en la mujeres, en un mega estudio, participaron 3.2 millones de mujeres, se encontró que al romperlo trabajando de noche se incrementa el riesgo de cáncer; miraremos algunos aspectos de nutrición y la tendencia a nivel mundial de comer con dietas basadas en plantas o veganas, ha crecido un 600% en los últimos 3 años en Estados Unidos; pero principalmente continuaremos haciendo camino al andar.

Anuncios

Enter Your Comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s